Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

 
1.5. Expresividad y pragmática. (incluido en el Escritos informales sobrte teatro)
 


              31. La verdad del teatro
               4. Teatro y poesía: lenguaje y dicción
                                                                    23. Tres mundos del actor
              11. La expresividad: vicios, virtudes, rasas y géneros
              14. ¡No!: Algunas entonaciones
              27. Prosodia y Sexo.                      
              34. Tu y Yo, Aquí y Ahora
            295. Deicticos
              53. Para Privilegiar, la Regla de las Mil P (Antes Cinco)
            106. Privilegiar: pequeño prontuario
            165. Verbos, nombres, predicados y adjetivos
              68. Métrica y pragmática
              79. El ritmo y el 'impulso'
              80. Más sobre el impulso
            183. Impulso otra vez      
              73. Querer y requerir
              69. Verosimilitud
              70. Energía
            104. Contra Stanislavsky
            288. Psicologías en el teatro
            124. Tempo, energía, interés y clímax
            151. ¿Qué hace verosímil lo verdadero?
            174. Roles_relaciones_contextos
            188. El afecto metafísico del texto
            271. Teatro y Vida (Declan Donnellan)
            273. Sentimientos primarios
            274. Talante y rasgos del habla
 


 

 

LA VERDAD del TEATRO

 

 


 

 

TEATRO y POESÍA: LENGUAJE y DICCIÓN

 


 
Tres mundos del actor
 

 


 

 

LA EXPRESIVIDAD: VICIOS, VIRTUDES, RASAS y GÉNEROS

 

En busca de una codificación de los sentimientos (buenos o malos), de la expresividad en las situaciones del drama, de ser personajes, hemos rebuscado en diferentes medios que tienen el gran valor de haber dedicado mucho cuidado, esfuerzo y tiempo (centurias, milenios) a clasificar, codificar las actitudes humanas; desde luego con objetivos no siempre coincidentes en general con lo que nos ocupa.

 

Los campos a los que hemos acudido son, ordenados de menos a más según su cercanía la teatro: la religión o moral, el yoga, las poesías-músicas orientales, los géneros líricos en la poesía occidental clásica.

 

LOS VICIOS y VIRTUDES CRISTIANO-CATÓLICOS

 

En los catecismos (recordamos Ripalda y Astete) y otros libros de moral católica encontramos, contrapuestos los Siete Vicios y Virtudes:

Ira                        Paciencia

Envidia                Caridad

Lujuria                 Castidad

Gula                     Templanza

Pereza                  Diligencia

Orgullo                Humildad

Avaricia               Largueza

 

Añadimos ahora algunos pares más, entresacados de similares temas:

Odio                    Amor

Tristeza               Alegría

Deseo                  Contentamiento

y en general:

Ironía                   ---
Pompa                 Sencillez
Bajeza                 Dignidad
Grosería              Corrección
Egoísmo              Generosidad
Sorpresa              "Ya lo sabía"

Sinónimos en Casares

 

PROSODIA 

Cada de una de estas actitudes o situaciones psicológicas tiene, trae una manera de hablar, una prosodia, un ritmo, un timbre que hay que buscar, percibiéndolos primero, actuándolos después.

 

LAS RAGAS y el RAGAMALA. 

En la música india (de la India) aparecen desde antiguo, con nombres diferentes, la Raga. La Raga es un modelo melódico que incluye especialmente una cierta escala musical (sucesión de intervalos que cubre una octava) y una actitud, mood, estado de ánimo, carácter, emoción, sugeridas por las melodías y escala citados.

 

Para sugerir, representar cada raga, se pinta una escena, con una situación que podemos llamar teatral: uno o varios personajes, en un cierto entorno y una cierta situación o conflicto, hace, dice o está dentro de todo ello. Por ejemplo (no es un caso real):

 

"Asura, entre las olorosas plantas del jardín, espera en vano a su amante Golpinda: teme que, como ya ocurrió, fue a ver a Mirna, una bella y rubia rival"

 

 

NUEVE RASAS

 

En Danielou (Gitamlara) encontramos las nueve rasas o sentimientos básicos de la poesía-música:

Amor                  

Heroísmo serenidad, aguante, audacia, orgullo, entusiasmo, valor, estrategia, modestia, desafío.

Horror  

Furor

Risa

Miedo

Tristeza

Estupor

Paz
LAS NUEVE CALIDADES del BUEN CANTO (Gitamlara)
Expresivo                          Afinado

Completo                           Melodía, Ritmo y Metro

Bien Definido                   Afinado y Acaba en la tónica

Inteligible                          Prosodia, articulación, sintaxis

Claro                                 Agudo

Vocalizado                        Cubre tesitura

Melodioso                         Afinado en la melodía

Medido                              Con tempos variables, bien definidos

Refinado                            Delicado

 

SEIS tipos de RISA

Sonrisa, Risa, Contenida, Compuesta (Moderada), Burlona, Violenta.

 

TRES HUMORES de los ALIMENTOS y CARACTERES (tomados del Bhagavad Ghita)
Rajas                   Activo, fuerte, pasión, deseo, enérgico, vaca, especias

Tamas                  Torpe, Burdo, Perezoso, Atenuado, Cerdo

Satwas                 Equilibrado, modesto, sano, trigo.

 

GÉNEROS LÍRICOS y DRAMÁTICOS

Drama:

              Tragedia

              Comedia

              Juguete

              Auto

              Entremés

 

Lírica.

              Sátira

              Elegía

              Epitalamio

              Oda

              Epigrama

             

Épica

 

 


 

 

¡ NO !: ALGUNAS ENTONACIONES

 

 


 

 

PROSODIA y SEXO

 

 

Hombres y mujeres son seres iguales en unas cosas, diferentes en otras. Ninguna teoría, movimiento social, político o sexual debe negar ni ignorar ese hecho básico, so pena de crear tensiones, coerciones, y mentiras, lo cual trae después sufrimientos y desequilibrios varios, sociales y personales.

 

Hay además convenciones sociales, estilos ligados al sexo, por otra parte milenarios (joyas femeninas egipcias, mesopotámicas) que han configurado, han dado un aspecto a esas diferencias ya existentes. La educación, la cultura, la moda, van configurando esas convenciones; así, las mujeres usan ( o han usado hasta ahora) cabello largo, falda, perfumes intensos, pinturas para la piel, etc. Que cambie esto ahora no debe equivocarnos: se trata solamente de un cambio de convención, no de su final.

 

Y, por último (por ahora), hay convenciones artísticas, que subliman, que consagran en el arte aquellas diferencias que veíamos antes, ligadas a la naturaleza sexual y a la convención sexual.

 

El habla, como característica muy ligada a la persona y a la personalidad, y, por lo tanto al personaje (¡he ahí los tres niveles ingeniosamente definidos!) también se ve sometida a esas influencia sexual; enunciemos claramente nuestro pensamiento:

 

La mujer, en el teatro, habla diferente,`porque es mujer, porque se comporta como una mujer, y porque representa a una mujer. Toda actriz, y todo actor que representen --en serio, no como caricatura, este sería otro (interesante) caso-- una mujer en escena, deberán ser conscientes de ese especial hablar, fruto de los tres niveles que en su habla influencian. La mujer tiene camino andado para llegar ese habla femenino, no hay duda, ya ha recorrido dos etapas; pero incluso ella debe ser consciente de esos hablares especiales que hace sin querer, para variarlos a voluntad, o, mejor dicho, para ponerlos al servicio de su papel o personaje.

 

Pero vamos a nuestro tema, la prosodia. Experimentos informales han mostrado que una voz femenina, reproducida lentamente, suena con el habla de un homosexual masculino (vulgarmente llamado maricón) de los llamados de plumas, es decir, de aquellos que en su búsqueda de ser o de parecer, o de ambas cosas, elaboran un habla femenina convencional (¡otra convención más que amenaza con desplomar el edificio! *). Lo curioso que lo que parecía una convención excesiva, amanerada y exagerada, no lo es, como lo prueba el experimento: a lo sumo recoge con enorme habilidad, la convención habitual, la social, y quizá, esa naturaleza femenina que busca -- o que ya es, vete tu a saber.

 

Actriz y actor deben pues saber cómo habla la mujer del teatro. Y, actor y actriz deben, exactamente igual saber cómo habla el hombre del teatro. Cómo habla en una convención artística, no tanto en la caricatura (ver nota *).

 

Inmediatamente, deberían investigar en las convenciones sociales --que las hay también porque todo es social-- y en las naturalezas homosexuales, masculinas y femeninas, para llegar a una representación verosímil. Si la naturaleza --y convención social-- ya es homosexual, tendrá que investigar la de las otras tres naturalezas y convenciones que no tiene.

 

En definitiva, el actor-actriz tienen que embarcarse en una sutil y larga investigación psicológica, sociológica ( casi ontológica) para conocer naturalezas y convenciones diferentes a la suya, para representarlas y para su propio desarrollo personal.

¿Se trata de algo novedoso?. De ninguna manera. Ya sabemos como en varias culturas y épocas los papeles femeninos eran o son cubiertos por actores, lo cuales debieron (deben) realizar esas búsquedas de las que hablábamos más arriba. Todo ello puede verse espléndidamente en algunas escuelas de teatro del extremo oriente.

 

--------------

* Nota: hay un nivel más, una cuarta planta de nuestro edificio: el personaje de maricón con plumas, que tanto sale en los chistes y revistas teatrales.


 

 

     Tu y Yo, Aquí y Ahora

 


 

 
    Para Privilegiar, la Regla de las Mil P (Antes Cinco)

 

 


 
Vuelta al Principio  Visitantes: contador de visitas  height="21"> Última actualización : Thursday, 21 de February de 2013