Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Segundo curso en Bogotá (incluido en Grupo Fundacional de Verso )

Tras mi intervención en el Festival Iberoamericano de Teatro de esa ciudad, con un curso de ritmo en habla en Bogota, soy nuevamente invitado a un nuevo curso, este ya de dos semanas --unas 40 horas-- que consolide y amplíe los contenidos del primero, para los alumnos que repitan; pero que, sin embargo, presente a los nuevos los contenidos básicos del primero. He aquí el compromiso.

1. Cómo se plantea.

 FECHAS:

 4 a 16 de septiembre, de 6 a 10 de la tarde.

TITULO

PROSODIA VERSAL en el TEATRO. Verso y prosa en Acción.

CONTENIDO:

Nos centraremos en los siguientes puntos. Ritmo, Entonación y Dicción. Es decir, Prosodia.

Nuestra preocupación primera y muy importante, por lo descuidada, es el ritmo.

El ritmo es esencial en toda habla expresiva y potente, y, sobre todo, en  la poesía y el teatro. Sin ritmo no hay harmonía, gozo, placer . Pero ni siquiera hay comprensión de lo que se dice: el ritmo permite comprender, permite que el mensaje llegue al oyente. Por último, en el teatro bueno en verso, la estructura rítmica de versos y estrofas está ligada a la acción, es una verdadera partitura, que es necesario saber leer.

Nuestro modelo de verso clásico español descansa en su encuadre en un compás musical que le sirve de regulador en la dicción. Acentos, entonaciones y pausas y expresividad van y vienen con o contra ese compás, creando tensiones y relajaciones rítmicas. Ampliamos después a la prosa ese modelo.

En cuanto a la entonación, es cierto que todo el mundo la posee  usa y comprende con gran competencia, ya que la lengua es del pueblo que la va creando. Pero también es cierto que gran parte del lenguaje usado en el teatro es elevado, culto, complejo en semántica, sintaxis y ritmo. Ha de trabajarse pues igualmente la ampliación de aquella entonación básica popular, a las sutilezas usadas en el teatro culto (griego antiguo, barroco, etc.). Se verán las distintos aportes a la entonación: acento, sintaxis, modalidad, expresividad, impresividad y privilegio.

Está comprobado que, aunque se dominen las materias anteriores, al llegar a la actuación de olvidan o se estropean, Por ello realizaremos unas cortas escenas de teatro clásico (con el concurso de los expertos en actuación y dirección presentes en el curso) en las que, una vez montada la escena, se pueda corregir, en ese contexto de la acción y el movimiento, los antedichos ritmo y entonación. Se comprobará cómo, estando presentes, la acción es fluida y harmónica.

Dejaremos pues una materia fluida, expresiva, rítmica, significativa y harmónica. Esa materia, al servicio y en conexión con la acción hará un buen teatro en verso y en prosa.

EQUIPO:

Ropa cómoda para hacer ejercicio. Suelo amable (madera o moqueta si es posible). Instrumento de percusión del tipo tambor de parche, uno por persona. Silencio exterior si es posible.

Reproductor de CD en la sala.

ESCRITOS

Se repartirán escritos sobre aspectos importantes del curso. Además, se encuentran en nuestra pagina de Internet:   http://usuarios.lycos.es/aldebaransoft/

TEXTOS

Poesía: se encuentran en Textos para curso en Bogotá-Poesía

Teatro: Se encuentran en Textos para curso en Bogota I.Teatro y Textos para curso en Bogota-II.Teatro en escenas

ACERCAMIENTO

Tras comprobar cómo la empatía entre actores favorece o impide una escena, vamos a continuar en esa línea, favoreciendo lo colectivo, lo cómplice lo compartido, lo rítmico, lo harmónico.

Introduciremos la consonancia tonal, melodía y harmonía. Canto, que asegura belleza y afinación, lo que no se consigue sin calidad de voz y oído para afinar.

Probaremos técnicas de choque, como el Stop, la Noción de sí mismo,

2. Cómo sucedió/eron.

Más o menos como se pretendía. Alumnado escaso en número, unos 15, que se redujo finalmente --en la etapa de montaje de escenas--  a 10, los interesados con fuerza y competencia.

El curso

Se dedicaron unas 7 sesiones a la recitación del verso (incluida la prosa como caso particular) y unas 2.5 a la configuración de las escenas. Se me sugirió la lectura porque no era posible la memoria y menos la acción en tan brevísimo tiempo. Así se hizo, dividiéndose el pequeño grupo en grupitos por escenas, los actores y un director improvisado entre los asistentes. Hubo 7 escenas que se fundieron después en solo 5, participando dos actores en dos escenas.

El perro del hortelano, con el mismo Teodoro y dos Dianas: 3 (actores)
La vida es sueño: Principio, con una Rosaura, un Clarín  y dos Segismundos,, 3  y
Fin, otro Segismundo: 1
Rosita con la Tía de comparsa: 2
La Dama Boba-2: 2

Se englobaron estas escenas en un acto general que podemos calificar de Muestra de curso, ya que se precedieron con dos técnicas del curso: Tambor y Dhikr. Y se acabaron con el Beso derviche.

Las escenas fueron seguidas de una 'crítica' también actuada donde se matizaban algunos aspectos, sobre todo de ritmo y de tempo, e incluso se 'hacía repetir' un fragmento corto. Es decir se presento para la dirección y algunos visitantes y familiares la verdadera petite muestra que se comentaba en Nuevo curso de ritmo en Bogota. Asistieron también varios componentes del otro curso alternativo, comentado más abajo. Un rasgo dramatúrgico fue lanzar el desafío de Rosita al público en vez de a sus compañeras en la obra.

Se consideró --y comprobó-- que todo suceso acaecido durante una representación pasa a formar parte de ella,; en un acto teatral y como tal ha de tratarse y cuidarse: es interesente porque se lanzan escalas y puentes entre teatro y vida, algo que nos suena acorde con los tiempos y además educativo.

El auditorio aplaudió todo pero pareció más complacido con la última escena, realizada en tono vivo y con encanto. Esto revalida la importancia de la viveza del tempo. A puro recuerdo, era de unas 6 sil/seg., muy rápido y chispeante, pues. Creemos que,  pese a la explicación que se ofreció, donde se repetía que no se trataba de ver una actuación, sino de una ritmar en una preactuación leída, el auditorio esperaba la primera y no apreció el matiz que se le sugería. Reacción pues a considerar. Para público, producto acabado (actuación). Para productos escolar, didáctico, no público.

La presencia de ese cierto público tuvo dos aspectos, muy interesantes ambos y muy contradictorios. El bueno fue que puso nerviosos a los actores con lo que el ritmo se rompió mucho más. Justificación pues del intento del curso: Verso en Acción, y, añadiríamos ahora, en Actuación, componente de ruptura y desarreglo nada desdeñable. El malo fur que se rompió la atmósfera de unción y concentración que existió en la primera parte, de recitación. había nervios, dudas displicencia: el grupo de disgregaba en espíritu.

Curso alternativo

Ya en Bogota se me propuso un corto cursillo (8 horas en 3 sesiones) parta el Grupo liderado por John Alex y otro compañero, con orientación a los métodos Suzuki y Bio Points. Grupo muy disciplinado, muy concentrado y con formación y expertise variadas, como se usual en todo grupo abierto. Casi milagrosamente, en esos 3 días todo el grupo --salvo una persona con problemas varios-- ritmó y entonó (es decir, dijo) con bastante corrección. Grata y educativa experiencia pues, sobre todo para este profesor que escribe.

Uno de los monitores, John Alex recitó el monólogo final de Segismundo, bastante bien, y fue aplaudido por los cursillistas.

El grupo pasó de una recitación casi militar y agresiva (algo recordatoria de un grupo Ninja) una manera fluida y espresiva. Otro grupo ganado para el verso de calidad.

Ambos grupos expresaron que ya no temían al verso.

 


Vuelta al Principio     Última actualización: domingo, 02 de junio de 2013   Visitantes: contador de visitas