Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Heptasílabos (incluido en Grupo Fundacional de Verso )

El heptasílabo, acentuado siempre en la sexta sílaba y admitiendo una o dos más tras ella, se encuentra con frecuencia asociado, consigo mismo en el alejandrino, o con endecasílabos en silvas, estancias y otras estrofas. Pero tiene entidad propia en poemas sólo heptasílábicos. Su estructura rítmica es variada pero tras un estudio como el efectuado para el endecasílabos se eliminar patrones acentuales hasta quedarnos con dos principales, los que admiten una cadencia regular, es decir, un compás cuyas divisiones son iguales

tipo        1            2            3            4            5            6            7            8
_____    _____________________________________________
1            º             O           º             0            º             O           º            *       Yámbico
2            º             º             0            º             º             O           º            º        Anapéstico
Cuadro 1. Dos tipos preferidos como patrón de heptasílabo.

Como se ha comentado para otros versos, estos patrones constituyen la métrica externa del poema, el compás que idealmente contiene las sílabas rítmicas de cada verso; pero la métrica interna del texto va a coincidir o chocar con ese modelo creando una rítmica más rica  en su irregularidad y variedad.

.De nuestro ya antiguo escrito recitación de poemas espanoles recogemos el poema de once versos:

         Todo el fuego suspende            1
la pasíón. (Luz es sola!
Mirad cuan puro se alza
hasta lamer los cielos,
mientras las aves todas           5
por él vuelan (No abrasa!
)Y el hombre?. Nunca. Libre
todavía de tí,
humano, está ese fuego.           9
Luz es, luz inocente.
(Humano, nunca nazcas!
              V.Aleixandre,"el Fuego"

Escandíamos allí el poema (con una algo molesta grafía fonética inglesa, es verdad), con un patrón yámbico, como

1              2              3             4            5            6          7            8
            DHO_el  fué         GHO      sus        PÉN     de          __
la             PA          sión,      (LÚ         th-es     SÓ        la!          __
mi            RÁTH    kuán      PÚ          ro         SE-ÁL  tha          __
as            TA           la           MÉRR    los       THIÉ    los,          __
mien       TRAS      la           S-Á         bhes    TÓ        dhas        __
po           R_ÉL      bhué      LAN     (no-a    BHRÁ  sa!          __
)i-el        ÓM          bre ?      NÚN      ka.        LÍ         bhre        __
to            DHA       bhée      A            dhe       TÉE,      _            __
u             MÁ          no_es   TÁ-E       se         FUÉ      gho.        __    
lú           TH-ÉS,     lú          TH-EE    no        THÉN   te.           __
(u            MÁ          no,        NÓON    ka        NÁTH  kas!         __

Pero también podemos preferir el anapéstico (eso hacíamos en el alejandrino de Darío.)

    1    2     3     4    5    6    7      8
    To–– do_el fue–-–go   sus––pen–-de     -      1
la   pa––––sión.(Luz  es   so––la!    -
Mir– rad   cuán  pu-ro   se_ál-za    -
has ta    la–––mer  los  cié–-los,   -
mien-tras  las   a––––ves  tó–––das    -      5
por  él    vue–-lan ¡No_a-brá-sa!    -
¡Y_el hombre?. Nunca.  Li––bre    -
to-da––––––a    de   ,   -     -
hu-ma––––no_es-_e-se   fue–-go.    -      9
Luz  es,   luz   i––––no––-cen–-te.    -
¡Huma––––no,   nunca   naz–-cas!   -
 
2     6     6     6    2    11

Para este poema no parece proponerse ningún patrón rítmico, pues las columnas --sílabas-- 2ª, 3ª y 4ª presentan cada una  seis acentos. Sólo se descartan los trocaicos o dactílicos. De modo que de los regulares, son admisibles los dos citados, yámbico o anapéstico. Uno u otro parecen proponerse y el lector recitador deberá elegir por sí mismo, recitando ambos tipos (si no lo ha hecho antes, golpee cada patrón con la mano según uno u otro). No cabe, rizando el rizo rítmico, elegir un patrón irregular para ver su efecto, si conservamos la regla empírica de que no puede haber entre marcas rítmicas menos de una no marcada ni más de dos.

.


Vuelta al Principio  Última actualización: Thursday, 21 de February de 2013  Visitantes: contador de visitas