Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Eneasílabo (incluido en Grupo Fundacional de Verso )

Vistos los versos más frecuentes en español, endecasílabo, octosílabo, heptasílabo y alejandrino, empezamos ahora a ver otros menos usados. Hoy abordamos el eneasílabo, nueve sílabas en general, acentuada siempre en la octava. Como antes, los esquemas rítmicos que presentamos a continuación parten de la idea experimental de que no puede haber dos sílabas marcadas contiguas, ni más de dos sin marcar entre dos marcadas.  Estas condiciones empíricas limitan el número de posibilidades respecto a las posible acentuaciones de un verso eneasílabo: como la octava está siempre acentuada, y no lo están las contiguas, séptima y novena, (si existe), podríamos acentuar libremente, en principio, las seis primeras, lo que ya nos proporcionan 2^6 = 64  posibilidades. Pero las dos reglas empíricas citadas nos permiten solamente los esquemas siguientes para una pausa interversal de UNA sílaba, la pausa más breve posible, que con las nueve habituales, nos proporciona un ciclo de diez sílabas (una pausa de dos nos daría un ciclo de 11, muy difícil de concebir).
       Como en casos anteriores, en el cuadro 1 aparecen las sílabas numeradas y representadas mediante circulitos, pequeños para las no marcadas, medianos para las marcadas secundarias y grandes para las marcadas principales --en cursiva si caen en la pausa fin de verso. Esta pausa dura una sílaba si la última palabra era llana, como es normal, dos si era aguda, menos frecuente, o ninguna, si era esdrújula, caso aún menos frecuente. Se mantiene pues la distancia temporal, medida en sílabas, entre la última sílaba acentuada del verso, la 8ª, y la primera del siguiente, igualando así el ciclo rítmico.
 
    \síla    1            2            3            4            5            6            7              8           9            10
tipo\___________________________________________________________________________
1            º             0            º             O            º             0            º              O          º             (0)
2            º             O           º             º             0             º            º              O          º             (0)
3            º             º             O           º             0             º            º              O          º             (0)
4            º             º             O           º             º             0            º              O          º             (0)
5            0            º             O           º             0             º            º              O          º             (º)
6            0            º             O           º             º             0            º              O          º             (º)
7            0            º             º            O            º             0            º              O          º             (º)
Cuadro 1. Siete tipos iniciales de eneasílabo.
   
    Las marcas son lugares donde recaen frecuentemente los acentos en versos iguales y sucesivos, lo que crea un patrón rítmico que se recuerda y espera. Las dos categorías de marca, fuerte y débil, nacen de un hecho empírico: siempre intentamos contrastar las cosas, para sentir su diferencia y por tanto la estructura del conjunto: se perciben los cambios, la igualdad se olvida, pasa inadvertida.
       De esos siete, el tipo 1 parece el más natural: es un compás yámbico de tipo /ta TÁ ta Tá ta Tá ta Tá  ta - / . Se encuentra en la poesía francesa. Por ejemplo “/Ce livre est toute ma jeunesse/ je l’ai fait presque y sans songer/”. Los tipos 3 y 4 los encontramos en Rubén Darío (familiar con esa poesía francesa):“/Juventud divino tesoro/ ya te vas para no volver/ cuando quiero llorar no lloro/...”
       El ciclo rítmico, de 10 partes, es difícil –por poco divisible-- lo que podría ser una razón de   su poca popularidad en español. No hay manera en este verso, como la hay en octosílabo o endecasílabo, de formarlo a partir de divisiones –pies– iguales: la única división posible simétrica, 5+5, que encontramos en los tipos 3 y 6, sonarían algo a sí como: “/JuvenTUD diviNo teSOro/ ya te VAS para No volVER/ cuando QUIEro lloRar no LLOro/...”, en que la marca intermedia, menos importante que las otras dos, fluctúa.

 
 

Vuelta al Principio  Última actualización:  lunes, 26 de mayo de 2014  Visitantes: contador de visitas