Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Églogas de Garcilaso (incluido en Grupo Fundacional de Verso )

Exquisitas y muy tempranas (principios del XVI) estrofas, ejemplo, como silvas y las estancias, así como la lira, el sexteto lira, el madrigal, algunos tipo de canción y hasta unos tercetos encadenados de pie quebrado encontrados en un drama de Góngora emplean combinaciones de endecasílabos y heptasílabos. Ya se veía ese parentesco en Parentescos versales.

Prefiguran el estilo gongorino del Polifemo y las Soledades (por ejemplo en la estrofa que sigue, dedicatoria que prefigura aquella de "Estas que me dicto, rimas sonoras..."). Pero su métrica es todavía muy regular y enhebra delicadas combinaciones de métrica y rima.

Tomemos la más célebre, la primera estrofa de la primera égloga:

El dulce lamentar de dos pastores,
Salicio, juntamente y Nemoroso,
he de cantar, sus quejas imitando;
cuyas ovejas al cantar sabroso
estaban muy atentas, lo amores,
de pacer olvidadas, escuchando.
Tú, que ganaste obrando
un nombre en todo el mundo
y un grado sin segundo,
agora estés atento sólo y dado
al ínclito gobierno del estado
albano, agora vuelto a la otra parte,
resplandeciente armado,
representándolo en tierra el fiero Marte.

cuya medida y rima es:

ABCBACcddEEFeF

Se producen cruces de similitudes y diferencias entre longitud, rima, y, en nivel más alto, como consecuencia de loa anterior, de estrofillas. veamos estos bordados en detalle.

Podemos describirla con arreglo a la métrica como Sextina (mayor), dos tercerillos (menor) y una silva; o, con arreglo a la rima, como Septima con 'pie quebrado', pareado y Quintilla (reminiscente de una Lira):

ABCBAC  cdd  EEF  eF                ABCBACc   dd  EEFeF

Se percibe que la rima se renueva completamente tras la sextina y el verso corto siguiente (septina de pie quebrado, podríamos llamarla). Esta subestrofa se presenta con frecuencia en las variaciones que veremos después.

Por otra parte la sintaxis opera, como siempre, enlaces variados en varios niveles (representando el árbol sintáctico). Reordenada --en lo posible-- canónicamente, queda.

 (Yo) he de cantar juntamente el dulce lamentar de dos pastores, Salicio, y Nemoroso, imitando sus quejas;
cuyas ovejas estaban muy atentas al cantar sabroso, escuchando loS amores. olvidadas de pacer,
 
Tú, que ganaste obrando un nombre en todo el mundo y un grado sin segundo,
resplandeciente armado, representándolo en tierra el fiero Marte.
vuelto agora  a la otra parte,
agora estés atento sólo y dado al ínclito gobierno del estado albano,

Con dudas entre atribuir, en el segundo párrafo, el segundo renglón  al primero o al tercero.

Los hipérbatos (qué poco me gusta esta importación del vocablo)  de todo nivel enlazan asimismo partes del texto, creando asociaciones que operan igualmente, suspendiendo resoluciones de frase.

Además, dado que se trata de verso dramático, al modo de la Ilíada, aunque de tono lírico-- de producen además estos cruces y asociaciones de esa sintaxis especial que el diálogo comporta: todas las intervenciones de cada personaje están, cuan potentemente, ligadas y  unificadas por el personaje mismo, dada su posición y situación en la obra. Otro nivel de separación-unión que complica el edificio.

La rima cambia con frecuencia: podemos medir la estabilidad de esta rima mediante el cociente de versos en la estrofa y rimas presentes. ^Por ejemplo, en la égloga vista contamos con 14 versos y 5 rimas diferentes, con lo que la estabilidad rímica es : 14/6 =2.3. Como comparación, el soneto típico presenta igual número de versos pero sólo 5 rimas; su ER es 2.8. Con la precisión de que esa cifra disminuye. desde 4 en los dos cuartetos a 2 en los tercetos, movilidad compatible con el apresuramiento de todo tipo que experimenta el soneto a medida que avanza a su final. Podemos elegir esa medida, ER o su inversa, que podemos llamar Densidad Rímica., DR: ëgloga vista, DR=. Soneto, . variando desde    a    .. No hay duda de que el efecto general se la estrofa se ve influido por estas medidas, es decir, las medidas reflejan una variable pertinente en la impresión que produce la estrofa.

Todas estas asociaciones operan simultáneamente en el oído y cerebro, creando  --cuando se percibe, o sea, tras largas recitaciones-- un sutil edificio poético (tan sutil, quizá, que no se mantuvo porque su época y masa lectora y recitadora no llegaba a comprender y recitarla).

Ahora veamos otras estrofas similares en medida y rima, emparentadas con la anterior, y recibiendo el mismo nombre o el de canción. Todas con la combinación italianizante de hepta y endecasílabos. No consideramos aquí los sonetos, también italianos, que se ven en otra parte. Excluimos también las coplas en octosílabos.

ABBA ABBA CDE CDE    Soneto       
ABCBACc DdEeFF           Canción 1
abCabCc    deEDfF            Canción 2
abCabCc    dEEdFf            Canción 3
ABCBACcddEEFe.....F              Canción 4
aBabBv                                 Canción 5
ABA BCB CEC...XYXY        ELEGÏA
ABCBACcddEEFeF
ABCBACcddEEFeF

 


Vuelta al Principio   Última actualización: Thursday, 21 de February de 2013   Visitantes: contador de visitas