Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Ritmar al prosa, otra vez (incluido en Conversaciones con Ernesto Arias )

Trabajamos sobre Dragón, de García Lorca. Hay que:

1. Responder a ritmo.
2. Ritmar con ritmo versal.

Como la prosa es un verso algo libre, así lo escribimos. Hay que elegir

1. Sílabas marcadas --en acentos casi siempre) equidistantes en tiempo.
2. Justificar las pausas aparecidas en marcas con pocas sílabas en el grupo (figuras en el compás)
3. Elegir pseudoversos y aplicar pausa irregular: ejemplo, 1 1/2 de espacio entre marcas

Así:

  oo o ooooooooooo o ooooooooooo o ooooooooooo o oooooooooo oooooooooo
  "y eso, eso es la muerte"
                                                           "Tenga  usted  cuidado
                 (pausa de 1-1/2 rompedora de excesiva regularidad)
                 (pausa versal impuesta por el ritmo, que hay que justificar una vez hecha
    que      los  pescadores             no entren por las butacas.
                 (evitamos grupo -sílabas en cada marca-- de 6 y dividimos en 2+4)
Se pueden       esperar  en   los    pasíllos                   
       sin  que    se   acer--quen         mucho_ al       escenario.
 
 Ahora... no quiero decir respetable público, porque el director de escena no respeta al público, ni Señoras ni señores. No me gusta. Además aquí no sois eso, sino hombres y mujeres o mejor, niños o niñas. Yo sé que todos estáis abandonados; que llega noche y no podéis salir de vuestras cabañas; que aquella cosa que guardáis con más cariño basta un segundo sueño para que desaparezca definitivamente".

Oigamos ahora una ejecución con ritmo algo irregular, y otra con más regular.

Podemos cambiar el tempo en las pseudoestrofas.

Se pueden esperar en los pasíllos sin que se acerquen mucho al escenario. Ahora... no quiero decir respetable público, porque el director de escena no respeta al público, ni Señoras ni señores. No me gusta. Además aquí no sois eso, sino hombres y mujeres o mejor, niños o niñas. Yo sé que todos estáis abandonados; que llega noche y no podéis salir de vuestras cabañas; que aquella cosa que guardáis con más cariño basta un segundo sueño para que desaparezca definitivamente".

Se formaliza el modelo aquí aplicado en La prosa como verso. Modelo general.

 


Vuelta al Principio    Última actualización:   domingo, 02 de junio de 2013   Visitantes: contador de visitas