Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

El gesto medido y unitario (incluido en Grupo Fundacional de Verso )

Nos sigue interesando y concerniendo (o al revés) el gesto (ya lo abordamos en El gesto teatral).

Que tiene que tener con la vida, pero también con la estética y con la construcción.

En conversación casual surge (sugerido por mis alumnos --aunque ya expertos-- actores) la noción de gesto limpio, punto que se consolida y amplía en conversación con Concha (valga la aparente redundancia):

Desarrollo de gesto como tema musical. Un gesto en una circunstancia puede desarrollarse como un motivo: se hacer variaciones sobre él, lo que proporciona unidad y coherencia al parlamento. y también al personaje (mantenido en exceso puede ser un 'tic' suyo).

Si se conserva el movimiento anímico y corporal que precede al gesto y se modera este, se conserva la fuerza y se adquiere una ventaja, una intensidad misteriosa que hace teatro bueno. El gesto de expresivo duplicando la palabra, es decir, innecesario, se convierte en sugerencia y metáfora de un significado no obvio, que interesa, que incita a interpretar y comprender. El actor conserva su misterio, aunque deja entrever una parte. Incita pero no entrega. Probado y aprobado.

De modo que:

Gesto medido y unitario. Limpio y consistente. Gesto en escala de 1 a 10.

Otra cuestión, quizá fuera de su lugar, pero que hemos observado con claridad: ¡cómo son las gentes ellas mismas!. En un cruce de peatones, cada uno va siendo mucho él mismo, en dialogo continuo consigo, con una notable identidad e individualidad: ¡Qué actores maravillosos son las gentes!. Matizo: en su supertarea y circunstancias dadas, porque en cuanto al gesto, exageran; no aplican las técnicas apuntadas más arriba: hacen, por dar la vuelta a las cosas, un excelente teatro naturalista, pero no artístico.

Por último, un apunte sobre Chejov (Michael o Mijail):

el gesto con cualidad (carácter determinado) atrae la emoción.

 Es la vieja y eterna ligazón estrecha entre alma y movimiento del cuerpo, que llaman ahora la psicomotricidad.

Pero después reflexiono lo siguiente. El gesto medido en escala de 1 a 10 depende mucho del punto de vista del espectador. En un plano cercano de cine, cuando una ceja puede medir un metro en la pantalla, está claro que la medida del gesto no puede ser la misma que en un gran teatro, visto desde el paraíso.

Es decir, hay dimensionar la cuantía del gesto, del escorzo al tamaño de la sala, más específicamente a la distancia entre actor y espectador. Es necesario un virtuosismo más para el primero: una adaptación inmediata de la escala del gesto a la escala de la sala. 

 

Vuelta al Principio   Última actualización: viernes, 21 de junio de 2013   Visitantes: contador de visitas