Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Pausas intraversales (incluido en Grupo Fundacional de Verso

Hace pocos, muy pocos años, este título nos hubiera parecido inapropiado y rechazable. Aún ahora me lo parece y, por lo tanto, desaconsejo estas pausas intraversales, no las que respetan las marcas rítmicas, ya citadas en Pausas en el verso, sino aquellas que interrumpen el verso, que dejan incompletas las marcas  del patrón y crean así versos cortos o cojos.

Pero veamos primero las pausas intraversales respetuosas:

Como se ha visto en otras páginas, simplemente se comprimen algunas sílabas a uno o ambos lados del lugar de la pausas, haciendo hueco, por hablar con sencillez.

Por ejemplo si tenemos un límite severo de sintáxis, un punto con cambio de ambiente o talante, una pausa se agradece. Esto lo cumple precisamente un diálogo, pero también procede en un monólogo.

Por ejemplo, en el Cuerdo Loco, de Lope, dialogan don personajes. Numerando las sílabas, en la primera columna aparece el verso con silabas de duración similar. En la segunda se comprime la respuesta. En la siguiente la pregunta. Y en la tercera, ambas. las pausas así originadas se marcan con un signo '+'

1 2 3 4 5 6 7 8 9
¿Qué_es Dios? \  U- na_e-- --sen-- cia_un ser * *
¿Qué_es Dios? +  \ U- na_e- -sen cia_un ser * *
¿Qué_es Dios?  +    \  U- na_e-- --sen-- cia_un ser * *
¿Qué_es Dios? +   +     \  U- na_e- -sen- cia_un ser * *

Nótese que la duración del verso, nueve duraciones con la pausa, es idéntica en todos los casos. La modificación efectuada pierde una marca rítmica, la central en el octosílabo, menos importante que las extremas. que sí se respetan en los ejemplos

Lo mismo podría hacerse en el verso siguiente. Incluso podrían hacerse dos pausas, una como la anterior, la otra, arbitraria, tras 'son', la cuarta sílaba..

\    ¿Y qué más? \  Son tres per-- --so-- --nas *

 Estas pausas son perfectamente admisibles e incluso aconsejables en una dicción que la acerca al habla natural.

Pero volviendo a las pausas verdaderamente rompedoras, que aconsejábamos no hacer.

Deje de leer si va a hacernos caso.

Pero, si se empeña en hacerlas, por razones de la acción, de la expresión o incluso por otras razones que usted se ha buscado o que le han encontrado, déjenos al menos que le ofrezcamos maneras de conservar el verso que tan desconsideradamente se empeña en romper.

La manera que proponemos es sencilla: si divide un verso, hago dos. Pero dos completos, llenando de pausa los huecos que dejó la parte suprimida en cada uno de ellos, como si se compartiera el verso partido en compases diferentes.

De esta manera se pospone la finalización de un verso, pero no se pierde. El ritmo, aunque zarandeado, dificultado, no se pierde. Veamos unos ejemplos:

¿Quien es     el       al-    cal-    de?      *        -
  *        *        *        *        *        *       Yo.      -

o bien

        Tú     só-    lo        *         *        *        *        *
        *        *        *      Tú_has sus-   pen-   di      -do

Alternativamente podrían colocarse ambos fragmentos al principio o al final, siempre que su métrica interna (sus acentuación) convenga a esos lugares. Así:

¿Quien es     el       al-    cal-    de?      *       -
 Yo.      *       *        *        *        *         *       -
 
 Tú        só-     lo        *         *         *         *         *
 Tú_has sus-   pen-   di       -do       *         *          *     

Recuerde que es una ayuda que ofrecemos para un viaje peligroso, aunque desaconsejamos tal viaje.

Si va a hacer una pausa larga, procure hacerla al final de verso y tómese uno o dos compases, bien medidos, eso sí, antes de reanudar el texto.

En todo los casos, no obstante, se salva algo: el compás o continente silábico causante de la regularidad y harmonía versal.

 


Vuelta al Principio  Última actualización:  martes, 09 de julio de 2013  Visitantes: contador de visitas