Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Mas sobre el ritmo de la prosa (incluido en Conversaciones con Ernesto Arias )

Oiga este habla natural, distendida, en un bar, hablando (como no) de teatro. Habla Ernesto:

"Pues yo  me he inventado una série  de ejercícios para alcanzar éso. Pero me los he he inventádo"
 
Sintaxis.
 
"Pues[ yo  me he inventado( una serie  de ejercicios (para alcanzar eso))]. Pero me los he he inventado"
 
Trascripción rítmica:
 
╞══════════╦══════════╦══════════╦══════════╦════════
                  pues yo  me_he_in-ven- ta-do   *         u-na --rie  de_e--jer---cios      *
   ══════════╦══════════╦══════════╦══════════╦════════
                  pa----ra_al---can----zar     é-so                        *                        pero me los -->
   ══════════╦══════════╦══════════╦══════════╦════════
    -->    he_in-ven--do
   ══════════╦══════════╦══════════╦══════════╦════════
 

Hay largas pausas espontáneas compatibles con la expresividad y con el ritmo. Milagro. Las pausas coinciden con las divisiones sintácticas, que son, además, expresivas.

Como verso sería: penta-hepta-penta sílabos. Como música, dos compases de 4 partes o golpes principales, divididos en 3 o 4 partes según venga el texto.

La audición de la frase anterior está preñada de riquezas expresivas, no solo compatibles, sino guía de un buen teatro tras la adecuada formalización; lo que implica regular aún más el ritmo y compatibilizar esa expresión con la necesaria comunicabilidad del texto al espectador. Porque la verosimilitud está servida, o casi.

Veamos alguna de estas riquezas. La frase espontánea se articula en partes, separadas por pausas, que tienen que ver con la importancia y novedad de cada una de ellas frente a las anteriores ya que es indispensable reposar y digerir esa pequeña cápsula mixta de información, expresión, impulso que son las partes citadas.

El locutor para tras "inventado" porque quiere significar que no le ha sido transmitido por otro, que es importante que tiene mérito e incluso "fíjate tu". Tras la pausa digestiva viene otra parte que acaba en "ejercicios" seguida de una pausa que puede prevenir de que el locutor ha recordado cuales y cómo eran esos ejercicios o piensa lo que va a decir después. Preguntado el autor respondió que no recuerda su actitud. Pero sugiere que podía ser una coma temática (relaciona ejercicios con una cierta utilidad sobre un tema anterior). O duda que va a decir (quizá explicar los ejercicios) y decide --siempre inconscientemente--, acabar la frase.

Y como se ha acabado una cápsula mayor, compuesta de tres partes, una frase en definitiva, se coloca una pausa donde se rumia la impresión producida, tanto en el oyente como en el hablante. Pero como no le queda al locutor la seguridad de que ha descargado en su locución todo el mensaje informativo y emotivo sobre la novedad y propiedad de estos ejercicios remacha levantando el dedo "pero me los he inventado".

Y toda esta compleja estrategia se hace sobre un ritmo, un ritmo acentual --el propio de la prosa y del verso libre-- que consiste en mojones temporales y equidistantes, donde se intenta colocar las sílabas acentuadas de las palabras importantes.

Un último ejemplo, oído al pasar. Dice un niño con perfecto ritmo, medido, musical:

"Abuelo_esta planta_está  ro-ta"

--+---------------+--------------+---

Y la madre ya ritma peor, como si hubiera perdido la harmonía.

 


Vuelta al Principio  Última actualización:  martes, 09 de julio de 2013Visitantes: contador de visitas