Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subject

Poética (incluido en Grupo Fundacional de Verso)

Presento aquí, en forma de verso, mi concepto y posición ante el hecho poético. Es un poema a su vez que iré retocando por un lado como tal poema, y por otro, como manifiesto que viene ser de mis creencias actuales. Elaborada tras asistir a la presentación de libro Parpadeo, de Covadonga Morales. Incorporo ideas de Machado, Leopoldo de Luís, Bousoño, Rûmî, García Calvo y algunas propias. Son 24 redondillas de pie quebrado en el tercer verso; estrofa que invento o redescubro huyendo del excesivamente musical --ahí me encuentro ahora,  2008-- alejandrino y sus variantes.

Poética
    Poesía, aldabón del alma,
agita nuestra apatía,
poesía,
quítanos la inerte calma. 
    Transmítenos con palabras
sentidas y verdaderas,
las de veras,
las concepciones que labras
    con preclara inteligencia,
que desdeña lo trivial,
lo banal,
y se concentra en la esencia.
    —mas la erudición expulsa,
exageración del traje,
ese ultraje
que al sentimiento repulsa..
    Puedes sangrar, mas restaña
la herida antes del canto;
con acanto
vela el dolor  y la saña.
    Ciérrale el paso al autor,
personaje presumido
y engreído;
sólo es el progenitor
    que echa hijos al camino
independientes, alados,
arrojados
a que busquen su destino.
  Significa, mas reserva
un lugar para el misterio,
sahumerio
de aroma que se preserva.
    Oh, metáfora, la vía,
la palanca y catapulta,
aunque oculta
que el poema nos envía;
   si no te ayudas con ella,
no habla a la imaginación,
la intuición,
no imprime en el alma huella.
     Del poema el  crecimiento
modula, y la progresión
de la acción,
para que se lance al viento.
   Si historias quieren que cuentes
no te encargues tú, poesía,
alma mía,
que lo hagan tus parientes.
 
    Mas si hubiera narración
que sólo sea un pretexto
de tu texto,
que le sirva de armazón.
   Monta tu jaima correcta,
con soportes espaciados,
coordinados,
que la mantengan  erecta.
     Ritma, pulsa y mide el son
y desgrana tu rosario,
tan gregario,
en arrobada oración.
   Presta oído a tu maestra,
sigue siempre su sonar;
sin hablar
dice más y más demuestra.
   No persigas la belleza,
esa fémina elusiva
y lasciva,
que nos turba la cabeza;
    ávida contemplará
el lustre de la morada
levantada,
y ella misma ingresará;
    y con ella la emoción,
de la casa gran señora
soñadora:
habitarán tu mansión.
    Cuida no obstante el vial,
ánfora, sonata o friso,
puente liso
que nos lleva a lo real.
   Quiero tocar tu organdí,
oler tu secreta flor,
tu fulgor
contemplar, llegar a ti.
    Inaugura un nuevo  mundo,
establece un universo
con tu verso
de impulso claro y fecundo.
    Atraviesa la apariencia.
y lo profundo desvela,
y revela,
que reside en la conciencia.
   Poesía, aldabón del alma,
quebranta nuestra apatía,
poesía,
róbanos la estéril calma.
 

 


Vuelta al Principio    Última actualización: Thursday, 21 de February de 2013    Visitantes: contador de visitas