Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

Estructura de la fuga. Temas

Tras un vistazo a la partitura, Estructura de la fuga. Generalidades, analicemos la pieza para detectar sus temas y apariciones.

He aquí la primera página (descargada de la bendecida IMSLP, IMSLP203954-WIMA.ed59-bwv847f.pdf)

Primeros 14 compases (de 29).

Una primera inspección permite proponer el fragmento que sigue como tema completo de la fuga. Aparece el tema como un material, una melodía dotada o sujeta a condiciones  o ligaduras rítmicas, armónicas.

Y está a su vez estructurada en forma de motivos que se repiten dentro de ella. El motivo a su vez en una muy corta melodía con propiedades sobre todo rítmicas y melódicas que aparece en muy diversos planos o alturas dentro de la escala. Comienza en anacrusa de dos notas  y acaba de forma masculina (nota larga única), y corresponde a la figura métrica y rítmica antigua llamada anapesto.

Por otra parte el tema también admite divisiones dentro de sí. Sus seis compases permiten suponer, por pura divisibilidad, 6, 3, 4, 2 y 1 partes. Ese número de partes será, si la hipótesis es correcta, delais o retardos del tema consigo mismo cuya ejecución simultánea será apropiada desde los puntos de vista, como antes, rítmico, armónico y ahora además, contrapuntístico (entendiendo por tal la ejecución simultánea de figuras diferentes que contrastan entre sí de manera rítmicamente consonante, es decir, que las duraciones de una y otra voz están en proporciones sencillas, y coinciden habitualmente algunos de sus comienzos: en plan simple, negra contra dos corcheas, negra contra tres, etc.).

Un examen más approfondi  nos induce a separar ese tema en tres, cada uno de dos compases, debido a su aparición independiente. Además el cuadro siguiente nos muestra claramente que las partes o temas A y B concuerdan perfectamente porque aparecen juntos sistemáticamente (excepto en la primera aparición, una sola voz, y la última, en que el T1 aparece contra un pedal de tónica).

 

Todo esto son especulaciones  a partir de una examen superficial del tema, y deberán ser contrastadas con la propia fuga de Bach y con tras fugas suyas y con fugas compuestas por nosotros, que deben ser satisfactorias en varios sentidos y puntos de vista: sería ya un juicio estético sobre una estructura modelada.

Apariciones de los temas

Vamos a inspeccionar la fuga completa y hacer una lista con el compás en que aparecen , su grados de aparición, y longitud en compases, octava (numerando 0 la nota dentro del pentagrama) :

Tema A 1 2 3 4 5 6 7 8
compás 1 3  / 2 7  /  4 11  /  4 15   /   4 20   /  5 26.5 29.5
grado I V I III V I I 1
octava 6 2 6 2   2   2
Tema B   1 2 3 4 5 6  
compás-1   3 7 11 15 20 26.5  
grado   I IV VI VI IV IV  
octava   2 6 2   2    

El tercero es independiente y no coincide con los dos primeros. Va acompañado de apariciones del motivo en grados concordantes con este tema de forma escalar ascendente: compases 5 y 6.

Tema C   1 2 3        
compás-1   4 16 17        
grado   I IV VI        
octava   2 6 2        

 Óigala: BWV847.MID (fuga minuto 1'40").

El tema A, el principal podemos considerarlo, aparece siempre en los grados (casi tonalidades o entornos) I y V, tónica y dominante, excepto en su 4ª aparición, en que lo hace sobre el III (mediante). Los temas A y B aparecen siempre juntos, simultáneos, en voces diferentes, unas veces A encima (más agudo) que B y otras veces al revés (de hecho, como veremos enseguida, alternan el orden con regularidad). Además vemos que es esa primera hoja (14 compases) las aparicionesl par A-B se producen siempre cada 2 o 4 compases. En la segunda en cambio se repetirán más irregularmente. Una característica importante de este pareado de temas consiste en que B está siempre una cuarta por encima (o una quinta por debajo). O sea aparecen los pares A-i_B-iv, A-v_B-i, y, una vez, A-iii_B-iv.

Una vez reconocidos los temas, podemos establecer una plantilla o descripción básica de la fuga, una arquitectura, correspondientes a la página mostrada más arriba (14 compases), mostrando las tres voces de esta manera:

1 2   3 4 5 6 7 8
1 3 5 7 11 15 20 26.5 29.5
  A Mot   A B A B A
A B Prog B   A B    
      A B     A  

Mot alude a un uso puntual y escalonado del motivo principal que lleva por grados la harmonía y melodía al punto en que se desea. Prog es una corta melodía en progresión sincronizada y concordando con Mot. Es decir, el par Mot-Prog se comporta como un transportador a la zona harmónica y melódica que interesa al compositor.

El resto de la fuga (c15 a fin, figura siguiente) vemos que las dos últimas apariciones del tema ocurren en la segunda parte del compás; el tema se 'cruza' con la barra de compás.

El resto del material que conforma la fuga no son ya, parece, los temas descritos. Pero sí son partes sacadas de ellos, usualmente el comienzo, como el motivo que aparece más arriba, realmente el germen de toda la composición.. Todo apunta, sugiere, dando a la pieza una unidad enorme. Y sin embargo, las apariciones en lugares diferentes, las cuasi-modulaciones, prestan variedad y riqueza. Nunca es monótona, porque el oído musical percibe esos apuntes, esas melodías como familiares.

Seguimos en Estructura de la fuga.Harmonía

 

Vuelta al Principio    Última actualización: sábado, 02 de agosto de 2014    Visitantes: contador de visitas