Esta página está en construcción: perdonen los errores y temas inacabados.

This page is being developed: I am sorry for errors and unfinished subjects.

 Realidad. Mas de lo mismo.   incluido en Pensamiento

Ante las elucubraciones sobre la Realidad (falsa) en la tertulia (creada por  Agustin_garcia_calvo) salgo al paso con esta contribución:


El día 24 de enero de 2017, 16:10, Francisco Javier Sánchez González
 javiersangonza@hotmail.comescribió:
 
Me parece que la cosa no es tan complicada como la hacéis aparecer.


La Realidad no es ni falsa ni verdadera. Es una herramienta, como una
segadora, cuya utilidad reside en hablarla entre nosotros hablantes, para
que sintamos y creamos que hablamos de lo mismo. Si no se producen
cataclismos (en esa Realidad) damos por buena la comunicación, y se nos
confirma esa Realidad. La Realidad es falsa sólo cuando nos la creemos,
cuando creemos que está ahí delante.

Esa Realidad es pues una convención, herramienta en común, poblada de una
multitud de cosas (aludidas como nombres) y procesos que sufren las cosas
(aludidos como verbos),

¿Y de donde sale esa herramienta? Sale, para cada uno que emerge aquí, de
los mayores que te rodean, de los que tomas sin darte cuenta esa Realidad y
la Lengua que la constituye.

¿La constituye? Sí. No es que la represente, sino que la crea. Prácticamente
es ella la Realidad, pues la precede.

¿O sea que es algo antiguo, heredado?

Si. Pero también se está configurando continuamente, con las nuevas palabras
(mejores o peores) y las nuevas maneras de verla (hablar sobre Ella).

¿Y cuál es el proceso para crear Realidad?

Algo como esto: el ser sintiente, tú o yo, en una o varias de sus cinco o
seis vías de entrada sufre estímulos, como fogonazos o pellizcos, a los que
se les reconoce como ya Reales (si tienen nombre), o no, en cuyo caso se les
aplica uno nuevo; ya tenemos acrecentada la Realidad en un nombre-cosa. Así
nacerían, supongo, el Rayo y el Trueno. Y así sucesivamente.

Todo esto parece algo simplón, y quedan, ya lo sé, multitud de cuestiones
pendientes. Pero es que no se puede esperar dar cuenta y desmontar este
tremendo tinglado dentro del cual vivimos (y hablamos) con un par de frases
(las cuales, para más inri, pertenecen a Ella).

Saludos.

 

Y añado ahora:

Para envararnos con el gran Tinglado nos servimos de unos personajones, creados para tal fin: la Fe, el Futuro, el Dinero, el Estado...y la propia Realidad, que no hace mas qie meternos es estos berenjenales.

Con todo estos espantajos poblamos aún más la Realidad que combatimos (bueno, no yo, como indico en mi escrito previo).

Así escribimos , alo alimón un moderno auto sacramental, con nuevos pernosales pero idéntico objetivo: aclarar, confortar, edificar...

Pero nuestro objetivo se complica, en lugar de simplificarse. Sí, porque la introduciion de estos personajes, Reales, como todo lo nombrado, nos obliga, previamente o, peor, simultáneamente, a establecer, crear o encontrar, las relaciones (contradictorias con frecuencia) entre eloos. Hétenos pues ahora desviasdos de nuestro propósito incial y enpantanados en nuevos problemas de compatibilidad y refinamuiento conceptual.

 

Habrá más, seguro.

 


Vuelta al Principio   Última actualización: miércoles, 25 de enero de 2017    Visitantes: contador de visitas contador de visitas