Aclarar y simplificar la escritura

Se consigue agrupando el mensaje por párrafos temáticos y los párrafos en frases, no demasiado largas.
Las frases son grupos de palabras de estructura sencilla que podemos resumir como:

                        A algo o a alguien le pasa algo

de modo que en toda frase debe quedar claro QUÉ pasa, a QUIÉN o QUÉ le pasa y QUÉ es lo QUE pasa.

Esta es la primera regla del bien escribir.

Y al leer hay que percibir igualmente esas unidades llamadas tradicionalmente sujeto, verbo y complementos, lo cual
no siempre es sencillo, porque en algunas lenguas, como el español, el orden es muy libre.

Si hay más de un verbo entre dos puntos uno de ellos es el principal o verbo de la frase y el otro o es de otra
frase (caso de las unidas por conjunciones como: y, pero, más, etc.), o se trata de una frase secundaria que actúa
como complemento, sea directo indirecto o circunstancial.

Comenzamos la aplicación de lo anterior:

Versión original de un texto

La idea de (realizar) este proyecto (tiene su origen/se origina) en la necesidad de (aquellas personas que/quienes), después de (haber realizado una formación de/obtener un) grado medio o superior en música o magisterio musical, (se encuentran ante una falta de seguridad en su oído/carecen de seguridad auditiva) y por lo tanto en su expresión musico-vocal, porque sus aprendizajes no fueron hechos desde la independencia, desde la autonomía. Fueron hechos desde la repetición y la integración mental, desde el cerebro cortical, pero no está en juego el Ser, en su totalidad, con la unión entre el cerebro límbico o cerebro emocional, el que mantiene las funciones de  supervivencia, y vivos los órganos humanos, pulmón, corazón, hígado, páncreas, etc, aún en las circunstancias de un coma, nuestro cerebro primitivo, el que se fue transformando a lo largo de toda la filogénesis,...

Versión simplificada

La idea de este proyecto se origina en la necesidad de quienes, después de obtener un grado medio o superior en música o magisterio musical, carecen de seguridad auditiva y por lo tanto de expresión músico-vocal.

Esa carencia es debida a que sus aprendizajes no se realizaron desde la independencia, desde la autonomía, guiados por una percepción personal musical correcta, sino desde la repetición mecánica.

Veamos brevemente este punto. Nuestro modelo considera que la repetición y la integración mental se graban en el  cerebro cortical -- mental, pero no en los otros dos cerebros, el límbico --emocional-- y el reptiliano --de
supervivencia. No queda implicada pues la totalidad de la persona en esos aprendizajes.


Comentarios:


Hemos separado la idea del proyecto del modelo que lo sustenta en dos párrafos independientes lo cual aclara la estructura general en el primero se introduce la necesidad del proyecto y en el segundo, se justifica dentro de un modelo de la persona que se describe muy brevemente. Se han hecho frases más cortas para hacer reconocible la estructura simple de frase que comentábamos al principio.

Las comas se introducen con propósitos definidos no para adosar ideas inconexas sin organización verdadera. Estas funciones principales de coma son las de enumerar, separar oraciones y paréntesis, los paréntesis escritos separan ideas fuera de la oración principal aclarando aspectos parciales de alguna parte, y pueden sustituirse por guiones.

Texto proyecto

La idea de este proyecto se origina en la necesidad de quienes, después de obtener un grado medio o superior en música o magisterio musical, carecen de seguridad auditiva y por lo tanto de expresión músico-vocal.

Esa carencia es debida a que sus aprendizajes no se realizaron desde la independencia, desde la autonomía, guiados por una percepción personal musical correcta, sino desde la repetición mecánica.

Veamos brevemente este punto. Nuestro modelo considera que la repetición y la integración mental se graban en el  cerebro cortical -- mental, pero no en los otros dos cerebros, el límbico --emocional-- y el reptiliano --de supervivencia. No queda implicada pues la totalidad de la persona en esos aprendizajes.

Nuestro modelo recoge además aquella idea tradicional, seguida por Teilhard de Chardin, de que el desarrollo de la especie o filogénesis se reproduce en el del individuo, u ontogénesis. Como dice el poema (Rumi, siglo XIII):

Al momento de llegar         al mundo del ser, pusieron
una escalera ante ti             porque pudieras huir.

Primero mineral fuiste         después te volviste planta,
luego llegaste a animal;      ¿cómo has podido olvidarlo?

Después deviniste hombre  con ciencia, intelecto, fe;
¡mira tu cuerpo, finado       en un puñado de polvo!

Cuando trasciendas el hombre sin duda serás un ángel;
cuando acabes en la tierra   tu destino será el cielo.

Atraviesa el ser del ángel,    entra en el inmenso océano,
que tu gota se haga un mar   como cien mares de Omán.
 

La unión armónica de esos cerebros genera un equilibrio personal que desbloquea el diálogo entre lo sentido y lo pensado, lo dicho y lo hecho. Esta integración entre los cerebros se consigue como demostraremos en los vídeos adjuntos, mediante el tratamiento educativo de la escucha el cual consta de ejercicios de equilibrio, coordinación, lateralidad, canto, lectura e interpretación musical. Así mismo mejora la postura, mas segura y erguida.

El tratamiento citado desarrolla sistemáticamente la zona vestibular del oído en rangos de frecuencia determinados, rangos que tienen una correspondencia estrecha con cada una de las partes del cuerpo

 ( [describir rangos y conexiones]) .

La maduración del sistema nervioso y sus conexiones al resto del organismo va a generar un diálogo de todo el cuerpo que libera tensiones y permite un uso eficaz de la energía. (Describir rangos y conexiones) .

Este trabajo práctico de escucha musical pretende conseguir una autonomía y eficiencia musicales, ritmos, melodías, canciones o instrumentos con inmediata aplicación laboral, se indica sobre todo para profesionales, cuyo trabajo se basa en la comunicación y el lenguaje, para niños y adultos, con un uso extensivo de la música como medio de expresión.

Estos objetivos principales son simples pero claves se basan en la comprensión, valoración y desarrollo de la escucha, tres elementos indispensables que aseguran la autonomía musical deseada. Si a esto añadimos el trabajo práctico y más concreto de escucha consciente de notas y lenguaje musical habremos logrado las aspiraciones de los profesionales citados con los consiguientes logros de autoestima y competencia profesional.

 ( [ Último párrafo igual]